REFLEXIÓN Y ACCIÓN SOBRE LA FORMACIÓN CIUDADANA EN EL CURRÍCULO ESCOLAR.

Carlos Amtmann Moyano

Profesor Emérito, Universidad Austral de Chile

La formación ciudadana es básica y fundamental en los procesos de enseñanza y de aprendizaje del estudiantado.

La ciudadanía comprende los conocimientos, habilidades y actitudes necesarias para convivir – vivir en compañía de otras personas que es una necesidad humana – en una sociedad diversa, inclusiva, respetuosa, motivada, dialogante, participativa con valores éticos.

Como señala Cristián Cox, la ciudadanía presenta dos dimensiones: la dimensión civil, que se relaciona con las competencias en la vida cotidiana y la dimensión cívica, que se refiere a  preparar para la vida política y los deberes y derechos asociados a la institucionalidad.

En el medio escolar la formación ciudadana comprende aspectos de la convivencia y participación de quienes integran la comunidad educativa (ambientes de respeto, aceptación de la diversidad, elecciones de centros de estudiantes, elecciones centros de padres y apoderados, consejo escolar, cuentas públicas, transparencia, participación, foros, debates, celebración de efemérides, entre varios otros).

En el entorno o territorio del establecimiento educativo son variadas las actividades que fortalecen el sentimiento de ciudadanía (cuidado del ambiente, disminución de la contaminación, cuidado de adultos mayores, actividades artístico-culturales, celebraciones locales, profundización de la identidad, participación en tradiciones locales, además de varias otras).

Es relevante el hecho que actividades al interior de la comunidad educativa y en su entorno, a objeto que efectivamente contribuyan a la formación ciudadana del estudiantado, deben acompañarse  de procesos de reflexión colectiva sobre sus sentidos y alcances. Se trata de conformar espacios y tiempos destinados al pensamiento o consideración de las actividades con atención y detenimiento para comprender bien sus vínculos y aportes a la ciudadanía.

Tal aporte a la comprensión del sentido de la ciudadanía y de la formación ciudadana de acciones como las señaladas se debilita o simplemente no existe, si no se articula con la planificación curricular tendiente a la inclusión de los contenidos de la formación ciudadana en las diversas asignaturas, talleres y actividades extra programáticas.

Para ello es indispensable la reflexión sobre los significados y sentidos ciudadanos de la convivencia y de actividades planeadas en la comunidad educativa.

2 comentarios en «REFLEXIÓN Y ACCIÓN SOBRE LA FORMACIÓN CIUDADANA EN EL CURRÍCULO ESCOLAR.»

  • el 12 julio, 2018 a las 23:32
    Enlace permanente

    Felicitaciones Profesor por sus líneas. Ellas, están en concordancia con nuestro trabajo diario en cada uno de los establecimientos.
    Formar ciudadanía en una sociedad joven, cada vez mas desvinculada de los valores que nos son propios y cada vez mas contestataria con los enclaves sociales y de autoridad, requiere gran fuerza y convicción de logro con un trabajo a largo plazo. Como toda siembra, la cosecha no es mañana sino en décadas. Es ahí donde se requiere de políticas públicas en Educación que no cambien cada 4 años.
    ¡Felicitaciones de nuevo, Profesor!! Un abrazo!!

    Respuesta
  • el 31 julio, 2018 a las 16:20
    Enlace permanente

    Don Carlos Amtmann, me parece bastante clarificador su opinión en torno a dar luces de lo que se trata la formación ciudadana, ya que compete a un ámbito nuevo que se esta integrando en el quehacer de los establecimientos educacionales del país. Nosotros en nuestra calidad de docentes y sobre todo de Historia y Geografía debemos ir constantemente enriqueciendo nuestra fundamentación, además de las habilidades y conviciones democráticas que debemos posser…¡Felicitaciones!

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *